ASEDH
  • Cal. Batallón Tarma 371, Surco. Lima - Perú
  • +51 999 775 766
  • info@asociacioneducativa.org

Las funciones ejecutivas también se desarrollan en la niñez

Cuando hablamos de funciones ejecutivas (FE), nos referimos a capacidades cognitivas de alto funcionamiento o de orden superior, propias del ser humano, y que están asociadas a la madurez del lóbulo frontal (Diamond y Lee, 2011). Usualmente, la literatura científica aborda estas capacidades en etapas de la adultez, es decir, en periodos de madurez cerebral. Sin embargo, sabemos que estas no nacen abruptamente, sino que hacen acto de presencia desde los primeros meses de vida.

¿Cuándo empiezan a desarrollarse estas capacidades?

Las capacidades cognitivas superiores o FE empiezan a mostrarse desde muy temprana edad (Kochanska, Tjebkes & Forman, 1998). Antes de los 8 meses, podemos recordar representaciones simples que han estado en nuestro campo de visión y atención, pero aún no somos capaces de retener información ni tampoco generar un plan de acción si el estímulo se encuentra ausente (por ejemplo, si un juguete es tapado por una manta, deja de existir). Luego de este periodo, ya somos capaces de mantener información online y crear una respuesta (conducta).

De hecho, a esta edad, somos capaces de inhibir respuestas dominantes o placenteras en un 40% de los casos. Pero es recién en el transcurso del primer año cuando emerge la habilidad para suprimir o detener respuestas dominantes (Reznick, Morrow, Goldman & Snyder, 2004). Todos estos eventos son muestras de un incipiente pero existente funcionamiento de las funciones ejecutivas desde la primera infancia (Kochanska, Tjebkes & Forman, 1998). Sin embargo, es importante resaltar que estas formas casi embrionarias de las FE son muy frágiles y susceptibles de ser alteradas dada la inmadurez que presenta el cerebro en estas etapas del neurodesarrollo (Kochanska, 2002).

Tenemos algunos avances y precisiones sobre la adquisición de habilidades relacionadas a las FE. La prueba A-No B ha sido utilizada en diferentes investigaciones y ha puesto en evidencia que la edad de los bebés se encuentra relacionada con las capacidades para retener, manipular y transformar información, las cuales se inician entre los 15 y 30 meses (Diamond & Goldman-Rakic, 1989).

Además, las investigaciones afirman que, a los 2 años, empieza a vislumbrarse rudimentariamente el uso de diferentes normas o reglas, las cuales ya están afianzadas cuando tenemos 4 años (Zelazo et al., 2003). A los 5 años, somos capaces de desenvolvernos en un ambiente de juego sujeto a diferentes normas y acuerdos, incluso podemos regular nuestro comportamiento en línea con las disposiciones reglamentarias (Garon, Bryson & Smith, 2008).

Entonces, es evidente que, si el entrenamiento de estas funciones ejecutivas inicia temprano, podremos lograr un mayor índice de eficacia; he ahí la trascendencia de trabajarlas en la primera infancia y así potenciar el aprendizaje de estas en etapas futuras. Actividades como la Torre de Hanoi, Simón dice y el ajedrez promueven el desarrollo de estas habilidades (Diamond y Lee, 2011).

Colaborador: Renzo Villanueva

Autor: ASEDH

 

Referencias

  • Bausela Herreras, E. (2014). Funciones ejecutivas: nociones del desarrollo desde una perspectiva neuropsicológica. Acción psicológica11(1), 21-34.
  • Diamond, A., & Goldman-Rakic, P. (1989). Comparison of human infants and rhesus monkeys on Piaget’s AB task: evidence for dependence on dorsolateral prefrontal cortex. Experimental Brain Research, 74(1), 24-40.
  • Diamond, A., & Lee, K. (2011). Interventions Shown to Aid Executive Function Development in Children 4 to 12 Years Old. Science, 333(6045), 959-964.
  • Garon, N., Bryson, S., & Smith, I. (2008). Executive function in preschoolers: a review using an integrative framework. Psychological Bulletin, 134(1), 31-60.
  • Kochanska, G. (2002). Committed compliance, moral self, and internalization: a mediational model. Developmental Psychology, 38(3), 339-351.
  • Kochanska, G., Tjebkes, T., & Forman, D. (1998). Children’s emerging regulation of conduct: restraint, compliance, and internalization from infancy to the second year. Child Development, 69(5), 1378-1389.
  • Reznick, J., Morrow, J., Goldman, B., & Snyder, J. (2004). The onset of working memory in infants. Infancy, 6(1): 145-154.
  • Zelazo, P., Muller, U., Frye, D., Marcovitch, S., Argitis, G., Boseovski, J., … Sutherland, A. (2003). The development of executive function in early childhood. Monographs of the Society for Research in Child Development, 68(3), vii-137.

ASEDH

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *